miércoles, 1 de abril de 2009

JUAN RAMÓN JIMENEZ



Ayer leí que, cuando Juan Ramón Jimenez vivía en Puerto Rico, tenía un mayordomo que todos los días cuando caía la tarde, le decía: SEÑOR, EL CREPÚSCULO.

4 comentarios:

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

muy bueno !

lunaazul dijo...

Genial, una maravillosa visita, digna de ser anunciada.

Un beso Francisco.

Castillos en el Aire dijo...

Además que sí... ¿y también le anunciaba la alborada?

lunaazul dijo...

Gracias por tus palabras, me emocionan y sí había tristeza.

Un gran beso.